10 pasos necesarios para crear un buen Perfil en Linkedin

linkedin

¿Qué es ? Es un escaparate donde sólo se debe mostrar aquéllo que quiero vender. Y lo importante de un escaparate es que los otros nos tengan en mente. Todo es un producto, nosotros mismos somos un producto.  Y debemos saber cómo estar presente en ese escaparate.

 Linkedin es la más “profesional” de las redes sociales, usada por más de 100 millones de usuarios en todo el mundo. Según el artículo “Uso de las Redes Sociales por países“, Linkedin tiene una fuerte presencia, sólo superada en Alemania por su directa competidora, la red Xing.

Linkedin es una plataforma de Networking donde la información relevante es “qué hago” y “cómo lo hago”. Más bien es saber transmitir “qué sé hacer”, reflejar los logros obtenidos a lo largo de nuestra trayectoria profesional.

 

A continuación detallamos cuáles son los pasos necesarios para crear un buen Perfil en Linkedin:

1. Perfiles recomendados: De la misma forma que ocurre en el campo de los RRHH respecto a la selección de personal, Linkedin posee un lenguaje propio. Por tanto lo primero que debemos hacer es echar un vistazo a los perfiles de otros que sepamos que están bien realizados, para importar el estilo y el tipo de lenguaje a nuestro propio perfil.

2. La foto de perfil es esencial y debe ser lo más normal posible, es decir,  ni exageradamente profesional ni demasiado informal. La imagen es lo primero que entra por la vista del otro. En resumen, la foto debe ser reflejo nuestro, porque si algo tienen las redes sociales, es que nosotros estamos ahí expuestos y siempre es mejor ser verdaderos y honestos que querer aparentar lo que no somos.

3. Optimización: En cuanto a la información que damos sobre nosotros mismos en Linkedin, a continuación ofrecemos una serie de consejos para que estén lo más optimizados posible.

4. Experiencia laboral. Si nos damos cuenta, hoy en día todos somos muy homogéneos en cuanto a Titulaciones o estudios. Por eso lo más importante en cuanto a nuestraexperiencia es saber expresar en nuestro perfil aquellos logros obtenidos, qué hemos hecho hasta ahora realmente,y no solamente qué sé hacer. Nuestro trabajo debe ser definido de forma sencilla, ni demasiado adornado ni demasiado esquemático. El qué se ha conseguido es como poner el precio en ese escaparate del que hablábamos al comienzo.

5. En contenidos, debemos añadir sobre todo aquéllos que nos aporten valor. Para ello es necesario tener una estrategia de actuación bien definida. Tendríamos que plantearnos a qué público nos dirigimos, ya que no es igual un tipo de target que otro. Preguntarnos cuál es nuestro objetivo, si cubrimos alguna necesidad, si tenemos programadas nuestras entradas, etc.

6. GruposSeguir a un grupo es una buena opción como parte de nuestra estrategia digital. Pongamos un ejemplo que lo explique de forma práctica. Dentro de Linkedin existen grupos o colectivos donde una serie de personas contactan y se relacionan entre sí, dado que tienen intereses comunes. Dentro de uno de los grupos donde participamos, se lanza una pregunta al resto, y en nuestro caso, solemos cobrar por responder a este tipo de consulta.

Sin embargo,en este contexto, nuestra estrategia va a ser precisamente responder a la consulta. De esta forma los demás van a conocerme, obteniendo un beneficio más de tipo social que económico, el cual va a ser perdurable en el tiempo y va a hacer que mi marca crezca y se potencie.

Cursos de Community Manager gratis

7. El extracto es otro campo que debemos saber optimizar en Linkedin. Los usuarios que accedan a nuestra información van a prestar atención sobre todo a las 3 primeras líneas, por eso es importante pensar bien qué poner. Debemos saber expresar brevemente el “por qué deben contratarnos” o contar con nuestros servicios. Agudicemos el ingenio, debemos “poner el caramelo”, es decir, ofrecer respuestas atractivas aunque no sean completas, para captar la atención del que consulta.

Dado que Linkedin es modular, debemos colocar el extracto en la parte superior de nuestro perfil, de forma que sea el primer impacto que se reciba y esté lo más visible posible. Lo que no se enseña, no se vende.

8. Saber destacar. Como consejo es útil señalar que en Internet no funciona el mejorar exageradamente nuestro currículum para impresionar, sino que debemos ser honestos y sinceros, dado que actualmente toda la información relativa a nosotros está más pública y accesible que nunca. ¿Que no hemos tenido trabajo? Pues sepamos cómo darle la vuelta a ese dato, de manera que aportemos una alternativa. Vamos a utilizar nuestro perfil para transmitir “en qué soy distinto de los demás”, “qué hago de diferente” y hacérselo llegar a las empresas. En un entorno donde la mayoría de perfiles son tan homogéneos, añadir una información extra al nuestro hará que destaque sobre los demás.

9. Coherencia en nuestra estrategia digital. Hoy en día los responsables de Recursos Humanos de las empresas, e incluso profesionales que busquen hacer negocios con otros, buscan los perfiles de candidatos, clientes o posibles socios,  en las redes sociales. De ahí la importancia de que exista cierta coherencia y sentido entre la información que aportamos en nuestro perfil público y el que verdaderamente mostraremos, el privado.

10. Datos de interés. Completemos nuestro perfil con la información relativa a cursos, certificados, asociaciones a las que pertenecemos, etc.

En resumen, merece la pena invertir unos minutos en mejorar nuestro perfil de Linkedin. Siguiendo estos sencillos pasos lograremos transmitir qué sabemos hacer, qué hemos conseguido, en qué destacamos y por qué deben tenernos en cuenta, es decir, responder a las grandes cuestiones que requiere toda plataforma Networking.

Vía: 10puntocero