Si has empezado tu negocio, tienes tu web, tienes tu blog y participas de forma activa en las redes sociales, ya tienes mucho cubierto (y seguro que vas por delante de muchos de tus competidores). Sin embargo, hacerlo de forma profesional no es tarea fácil.

Y es que (la Red Social en la que nos vamos a centrar hoy), cambia constantemente, y la competitividad es muy fuerte (todos queremos llamar la atención de los usuarios al fin y al cabo, ¿no?). A pesar de todo esto, es posible crear una página de que nos beneficie: aquí te explico algunos de los trucos.

El secreto está en lo visual: show, don’t tell

No solo te dediques a escribir posts, dedícale tiempo a encontrar imágenes y videos que te ayuden a conectar con los usuarios. No hay duda que las fotos y los videos reciben muchos más likes que los textos –los cuales, por otra parte, poca gente se lee. Combina texto e imagen para atraer e interesar a tus fans al mismo tiempo. Sin embargo, has de tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Las imágenes y videos han de ser de calidad, ya que con ello aumentarás la visibilidad.
  • Son muy útiles para promocionar productos de todo tipo.
  • Puedes aprovechar y mostrar tu espacio de trabajo: el restaurante, las oficinas… dándole un toque de cercanía.
  • Aprovecha las imágenes para los “call to action”, (llamadas a la acción), así como sus descripciones: haz que tu audiencia participe.
  • Crea una colección de fotos.
  • Si apuestas por imágenes virales, recuerda poner tu nombre en ellas con una marca de agua. Así, cuando se compartan, ganarás alcance.
  • No te olvides de la importancia de tu foto de portada y de perfil: ¡es pública!

Eso sí, el contenido visual que creemos ha de ser único. Está bien inspirarse, pero hemos de ser nosotros/as mismos/as, ha de ser coherente con nuestra marca y nuestros valores, y, sobre todo, ha de tener las dimensiones adecuadas para una correcta visualización.

Cursos de Community Manager gratis

La importancia de los pequeños detalles

Sin duda, como hemos podido comprobar, las imágenes y videos son lo más potente en las Redes Sociales, lo que nos va a hacer destacar o fracasar; sin embargo, nos hemos de descuidar otros detalles que van a impulsar la fuerza de nuestra página de Facebook, como por ejemplo:

  • Nuestro perfil ha de estar lo más completo posible, tanto nombre como descripción (aprovecha palabras clave para posicionamiento y facilitar búsquedas), como datos de contacto, absolutamente imprescindibles: teléfono, web, correo electrónico.
  • Hemos de optimizarlo para todos los dispositivos, ya que la gente utiliza muchos tipos distintos de aparatos electrónicos para navegar por Facebook: smartphones con pantallas de diferentes tamaños, tablets, ordenadores, etc.
  • Aprovecha las aplicaciones de Facebook de forma inteligente. No hablamos de simples gadgets, sino de cosas útiles como la posibilidad de comprar desde Facebook, conseguir suscriptores o incluso crear concursos que animen a la participación.

Vía: Maria Rosa Diez

Imagen cortesía de Shutterstock