Guía de creación de contenido para Redes Sociales

redes sociales

En todos los posts que hemos dedicado a consejos para Community Managers, hemos enfatizado en la importancia de la calidad del contenido. Puede que estemos corriendo una campaña de Ads, o estemos atrayendo nuevos seguidores a través de un concurso. Pero cuando todo esto termina, tenemos que aprender a retenerlos, y esto solamente se puede lograr a través de buen contenido. Por eso, hoy vamos a dedicar algunas líneas a una guía sobre la creación de contenido para .

Puede que tengamos buenas ideas, pero la creación de un buen contenido depende mucho del conocimiento que tengamos de nuestra propia comunidad, además de hacer muchos ensayos y mucha prueba y error. Si pensamos que algo puede funcionar y luego no lo hace, tampoco tenemos que descartarlo completamente: tenemos que tener en cuenta el horario y día en el que fue publicado, el contexto, y demás. Si tenemos en cuenta todas estas variables, estamos en el camino correcto. ¿Qué tenemos que considerar a la hora de crear el contenido?

Creatividad

Por supuesto, la creatividad juega un papel muy importante a la hora de generar contenido para redes sociales. Ya sea para Facebook, Twitter, YouTube o lo que sea, tenemos que tener un conocimiento amplio de cómo podemos aprovecharlo de las formas más novedosas. No tenemos que tener miedo, y esto es algo que tenemos que enseñarle a nuestros clientes también, de usar contenidos de terceros. ¿Encontramos un video interesante en YouTube? ¿Por qué no compartirlo?

Algunas compañías todavía están bastante tímidas en lo que respecta a redes sociales, y tienen reglas estrictas y francamente absurdas que afirman que solamente se tienen que publicar cosas relacionadas con la marca o el producto. Esto puede ser provechoso cuando estamos presentando un nuevo producto que despierta el interés del público. Luego, quedará estancado en el feed de los usuarios, o peor, penalizado por el EdgeRank de Facebook o ignorado por cosas más interesantes en el timeline de Twitter.

Por eso, si logramos crear un engagement con nuestros usuarios desde otra perspectiva, cuando sí tengamos que promocionar un producto o un concurso, va a ser mucho más fácil. Vamos a ser un rostro conocido. No vamos a ser simplemente un canal de marketing.

¿Cuáles son los mejores contenidos para publicar?

  • Videos: tanto en Twitter como en YouTube, son los que mejor engagement generan, nos dan más impresiones, y ayudan a que nuestra marca llegue más lejos. No nos limitemos a videos promocionales, sino que encontremos recomendaciones de videos divertidos, creemos tutoriales si la marca lo amerita, y más.
  • Imágenes: también nos generan una repercusión más grande. Los usuarios responden mejor a posteos con imágenes, por lo que podemos tener más alcance y una posibilidad de viralización orgánica que no tendríamos simplemente con el texto. Nuevamente, no tiene por qué ser una imagen promocional: ¡hasta se pueden crear nuestros propios memes!
  • Música: un contenido que me parece importantísimo es el musical, no solamente porque me encanta, sino porque le puede dar un tinte más humano a nuestras publicaciones. Podemos recomendar a nuestros usuarios, crear playlists (sobre todo si no usamos demasiado la cuenta corporativa de YouTube), y pedir recomendaciones a nuestros seguidores. Una de las mejores formas de acercarse a los usuarios es a través de la música.
  • Links divertidos: por más seria que pueda ser una marca, tenemos que dar espacio a la diversión. ¿Qué mejor forma que a través de buenos links que sean divertidos para los usuarios? Si nos logran robar una sonrisa, entonces podemos compartirlo con el resto de la comunidad. Esto requerirá seguramente un acuerdo con nuestro cliente, para determinar qué es apropiado, pero ciertamente va a marcar la memoria de nuestros seguidores.

Estas no son las únicas opciones, pero son una buena forma de comenzar. Luego tendremos que ir refinando de acuerdo con las necesidades del cliente de turno, además de tener que ajustarnos a los gustos de la propia comunidad.

Cursos de Community Manager gratis

Planificación

Una vez que tenemos nuestro contenido creado, tenemos que ver cómo funciona. Ahora bien, esto por supuesto requiere algo de práctica. Lo mejor que podemos hacer es planificar nuestro contenido, pero siempre dejando espacio a la creatividad y a cualquier imprevisto que pueda llegar a surgir. Cuando tenemos el contenido planificado, tenemos que decidir en qué momento es mejor publicarlo.

Y he aquí uno de los errores que se pueden notar: muchos piensan que la planificación es nada más redactar contenido, y publicarlo. Pero no se tiene en cuenta que el usuario se puede dar cuenta de esto. Así terminamos siendo un canal demasiado “acartonado” y formal en lugar de ser divertidos y humanos.  No llevemos demasiado lejos la planificación ni la tomemos al pie de la letra. Como con todos los planes, tenemos que imaginar que puede llegar a fallar.

Podemos tomarnos una semana para ver qué también funciona nuestro contenido en las redes. Así iremosafinando nuestro instinto de publicación –no teman, está ahí-. Por ejemplo, podemos comprobar que lo mejor es hacer tweets musicales a última hora de la tarde es más provechoso porque nuestros usuarios tienen ganas de escuchar música en la oficina. Es un ejemplo tonto, pero se entiende para qué lado apunta la idea.

Con el correr del tiempo, iremos viendo qué tan bien están funcionando nuestros contenidos, para saber dónde nos tenemos que concentrar para crear una comunidad.

Variedad

Muchas marcas en redes sociales pecan de repetitivas. Siempre hablando de una misma cosa. Así vamos a ser penalizados y nunca aparecer en los feeds de los usuarios. Y ni hablar de que, si aparecemos, los vamos a aburrir hasta la muerte. No por algo existe la frase “en la variedad está el gusto”.

Hagamos una combinación de nuestros mejores contenidos para hacer de nuestra cuenta algo ecléctico y divertido. Aunque el cliente insista en que quiere que se publiquen 15 posts sobre una promoción, expliquemos cómo funcionan las cosas. A veces es mucho más interesante 1 sólo post que 15. Y está demostrado a través de los números que el mismo Facebook nos da. Aprovechemos las herramientas que tenemos a mano.

El Anti Marketing

Vamos a ser sinceros: los usuarios odian que les vendan cosas cuando no lo pidieron. Hablar constantemente de un producto o de un servicio va a lograr que se harten de nosotros. Por eso es importante tener un contenido variado y divertido. Para ser un emblema del anti-marketing. La marca tiene que reflejar una filosofía, es más que el producto, y las redes sociales tendrían que ser un reflejo de esto.

Si no estamos intentando constantemente vender algo, entonces vamos a llegarle a los usuarios de otra manera. Y cuando necesiten un producto, se acordarán de nosotros.

Vía: Bitelia