blog

Escribir un post diario – y en ocasiones muy especiales dos – durante dos años seguidos, en ocasiones se vuelve complejo. No siempre tienes ideas frescas, no siempre posees ese “momentum”, ni siempre te apetece hacerlo en el momento que debes hacerlo. En ocasiones postergas, dilatas o esquivas ponerte manos a la obra y escribir. A todo esto suma que no deberías dejar de permanecer interesante, algo que hace la situación más compleja todavía.

Cómo escribir posts para tu blog

Con el paso del tiempo he desarrollado algunas prácticas que me ayudan a mantener el pulso de mi blog sin dejar de ser interesante, y qué pienso podrían ayudarte a ti también:

Cursos de Community Manager gratis
  • Empieza en el medio: un post no necesariamente debe contar toda la historia, ni tampoco empezar por el principio. Es importante un poco de contexto para situar a tu audiencia, pero es más importante el cuerpo donde ofreces lo más valioso que tienes para ofrecerles. Es más interesante cuando cuentas una historia y dejas algo práctico y “accionable” que cuando únicamente cuentas una historia o cuando únicamente ofreces algo que tus lectores puedan usar.
  • Los lectores son personas: un post verdaderamente funciona cuando entiendes cómo podrías llegar a tu lector de la manera más genuina y personal posible. Encuentra esto rápidamente. Esto te ayudará rápidamente a incrementar la calidad y el engagement de tu post.
  • Busca el ángulo interesante y extraño: si puedes enfocar el post a un único tema y que éste sea interesante y extraño, la historia que tratas de contar obtendrá de inmediato un mejor color y textura y esto sintonizará con el lector.
  • Piensa en la pasión: escribir en un blog sobre cualquier cosa es un poco complejo y confuso, dispersa a tu audiencia y diluye el valor que tratas de añadir. Escribe sobre lo que más te apasiona, incluso aunque pienses que no te llevará a tus objetivos profesionales. De esta manera llegarás a algún sitio donde después puedas decidir qué hacer después, de la otra manera, no te moverás de donde estás, así que poco podrás hacer. Hablar sobre las pasiones de otros que conoces también expande el círculo de temas de los que podrías escribir y permanecer relevante a la vez.
  • Dispuesto a ir “off-topic”: si escribes sobre lo que escribe todo el mundo, pederás oportunidades de hacer grandes cosas. Está claro, habla sobre tus pasiones, sobre lo que sabes hacer, lo que te gusta y lo que te da resultados. Sin embargo, también hay que arriesgar e introducirte lenta, pero hábilmente en temas que podrían ayudarte a sobresalir del resto: conversiones y social media, habilidades núcleo, macrobiótica, brillantez, respeto, etc. Con esto no digo que estos campos de ejemplo sea nuevos, pero es menos común que entrar a escribir sobre social media, marketing o diseño gráfico en general.
  • Lee buenos posts y artículos online: esto ayuda desproporcionadamente. Estoy mucho en Smartbrief, INC, FastCompany, Esquire y Red Bull Bulletin. Luego en blogs como Chris Brogan, Seth Godin, Brian Solis, Jeff Jarvis, Tom Peters o Hugh Mcleod.
  • Permítete fallar: tus posts pueden ser imperfectos, no ser lo perfectos que deberían ser para ser publicados y quizás podrían contener algún fallo (para esto haz “double ckeck”). Esto te permitirá escribir frecuentemente, no podrías imaginar la cantidad de personas que nunca llegar a escribir porque esperan a que su post esté perfecto.

¿Preguntas? ¿Pensamientos? ¿Experiencias que desees compartir con otros lectores y conmigo?

Vía: Isragarcia

1 Comentario

  1. Para escribir todos los días no lo se, yo escribo una vez por semana, pero en general para nutrir un blog siempre es positivo mantener relaciones humanas variadas, no todo puede realizarse frente al ordenador, de vez en cuando salir y hablar con la gente es una gran fuente de inspiración y de aire fresco para los contenidos… así que si me lo permites y si quieres variar la lectura un rato te ofrezco mi blog http://lamaquinistax.com/eltrendelossentidos/ ;-D

Dejar respuesta