3 consejos para conseguir más retweets en Twitter

retweet

Desde que comenzó su andadura, sus usuarios vieron la necesidad de compartir lo que otros publicaban en la misma plataforma. Hacerlo copiando y pegando era una opción, pero era algo injusta al twittero que lo publicaba originalmente. Así nacieron los retweets, en los que alguien comparte un determinado tweet atribuyéndolo y sin ocultar su procedencia original.

En Twitter existen, fundamentalmente, dos maneras de hacer retweet: a la vieja usanza o con la nueva opción habilitada para ello. El retweet a la vieja usanza consiste en copiar delante de lo que quieres volver a compartir las siglas RT, junto al nombre del usuario. Por ejemplo: “RT @GenbetaSM Tres consejos para conseguir más retweets”. La ventaja de hacer retweets de esta manera es que permite que el usuario añada su propia opinión sobre el tema antes de “RT”.

Pero Twitter, viendo que cada vez más gente utilizaba esta función no implementada, decidió incluirla en su plataforma de forma oficial. ¿Cómo? Al pasar el ratón por un determinado tweet, aparece a la derecha la opción de retweet. En este caso, no se podría personalizar, y el retweet aparece en el timeline de los usuarios que te sigan como si siguieran también al usuario al que has hecho retweet. Justo debajo aparece quién ha sido el que lo ha vuelto a twittear.

Hasta ahora ya hemos explicado los dos tipos de retweet que hay, pero, ¿por qué son importantes los retweets? Sencillo: porque te dan visibilidad. Lo que escribes llega a tus seguidores, sí, pero con los retweets también llega a los seguidores de quien te hace retweet. Éstos pueden mostrarse interesados por lo que has escrito, visitar el enlace que has compartido (si has compartido alguno) e incluso decidir seguirte. ¿Cómo conseguir, entonces, animar a que la gente haga retweets de lo que publicas?

1. No utilices los 140 caracteres

Como hemos explicado, existen los retweets de la vieja escuela y, sorprendentemente o no, mucha gente los sigue utilizando de vez en cuando. Son más personalizables y permiten al usuario opinar. Pero claro, para hacerlo hay que añadir “RT @nombreusuario” delante del tweet en sí. Si éste ocupa 140 caracteres, no podría añadirse tan fácilmente y el usuario interesado en hacer el retweet tendría que recortar algo. Muchos, lógicamente, pasan de hacerlo.

Por eso es importante no ocupar los 140 caracteres, ya que la idea es facilitar al máximo la posibilidad de retweet para evitar que haya gente que desista de ello. Entonces, ¿cómo de largos deben ser los tweets idealmente? Pues, aunque existen calculadoras creadas para tal efecto, es muy sencillo de calcular: si los retweets que te hagan tienen que añadir “RT @GenbetaSM “ justo delante de lo que escribas, entonces a 140 caracteres del total hay que restarle lo que esto ocupa, es decir, 14 caracteres en nuestro caso.

Cursos de Community Manager gratis

2. Usa hashtags

Si estás siguiendo un evento o compartiendo tu opinión sobre algo concreto, siempre puedes añadir un hashtag al final de tu tweet. De esta forma, además de tus seguidores, podrán leerte otros usuarios que estén leyendo la evolución de ese hashtag. Por ejemplo, si estás visitando Barcelona y quieres dar tu opinión o compartir algún lugar interesante que has encontrado, siempre puedes incluir un #Barcelona al final de tu tweet.

Como en todo, los hashtags deben utilizarse con moderación y hay tweets que, simplemente, no los necesitan por su contenido. Importante es, también, utilizar los hashtags adecuados. Si estás hablando, por ejemplo, de un plato de cocina, no tiene sentido que utilices el hashtag #Barcelona. Usar hashtags sí es adecuado y recomendable, pero usarlos con cabeza y correctamente.

3. Publica tweets interesantes

Aunque pueda parecer obvio, éste es uno de los puntos fundamentales si quieres conseguir que la gente haga retweet de tus propios tweets. Supongamos que tenemos dos tweets: “Me estoy comiendo un tazón de cereales” y “Me acabo de encontrar con esta noticia curiosa (link)”. Creo que no hace falta ser un experto en Social Media para decir cuál de los dos tendrá probablemente más retweets. La clave está en conseguir crear interés en tus seguidores, lo suficiente como para que se molesten en retwittearte.

Vía: Genbetasocialmedia

Tags: