Sin embargo, con esta proliferación también entraron en escena una serie de comportamientos que son, por decirlo de forma sutil, poco idóneos. Algunos CM prefieren usar todas las herramientas que tienen a disposición, creando una serie de comportamientos que nosotros hemos denominado los “crímenes” del CM. Por supuesto, todo depende del contexto: la marca puede necesitar que hagamos algunas de las cosas que nosotros calificamos como crímenes, pero nadie debería tomarse esta lista de forma personal.

Y puedes contratar a una experta Nutricionista de perros

>Hipertextual