3 claves para crear una tienda online que funcione 0 2243

Tienda

Cuando empezamos la tarea de construir una tienda online ¿qué tres factores son los principales?

Para tener una tienda online completa nos tenemos que fijar en varios factores globales fundamentales, algunos de ellos los explico en este artículo sobre los pilares básicos de una tienda online. Aquí vemos tres claves esenciales en la construcción de una tienda online que funciona:

Un tienda online que sea indexable

Los que nos dedicamos a esto de construir y posicionar tiendas online no nos cansaremos de repetirlo: Google es el que te trae clientes. Así que la arquitectura de tu página ha de ser indexable, o sea, amigable para los buscadores, es decir, amigable para EL buscador por antonomasia (de momento).

Construye tu tienda online pensando en Google. Uno de los trabajos de un buen SEO (el que te posiciona en Google de forma natural) es meterle mano al código. Por muy open source que se haya descargado el sistema de tienda online y por muy bonito que te hayan pintado Magento oPrestaShop siempre quedarán partes importantes del SEO por cubrir en la arquitectura de una tienda online.

Quien habla de SEO no sólo hace referencia a la estructura de página sino también a la forma deposicionar los textos y las imágenes en GoogleHay que posicionarlo todo: desde los títulos de las fichas de producto hasta las fotos, el blog, la página de contacto y hasta el aviso legal… todo cuenta para atraer visitas de calidad que convertiremos en ventas.

También recuerda que el SEO (Search Engine Optimization) es una tarea única de cada tienda online, artesanal y de medio/largo plazo. Eso sí, hay premio: todos los esfuerzos bien hechos en materia de SEO siempre tienen recompensa, o sea, más tráfico, y se acumulan en el tiempo.

Una tienda online con buena usabilidad

La experiencia de compra y la interacción de los usuarios en tu tienda online están directamente relacionadas con las conversiones, las visitas y las compras recurrentes en el futuro.

Si “lo han pasado bien” comprando en tu tienda, si no han tenido problemas, ni popups extraños que les sacó del proceso de venta, si todas sus dudas se resolvieron con un clic, si consigues que lo pasen tan bien que te compren más de una cosa, si encuentran lo que buscan a la primera, si el árbol de navegación es claro, si ven opiniones de usuarios sobre el producto que van a comprar, etc., etc… es que tu UX (user experience) es de alto nivel.

Si no tienes buena usabilidad a lo mejor no dejan de comprarte pero… tus precios deberán ser los más bajos. Y ahí ya sabemos quién gana: el que más reservas tenga para poder bajar los precios y ganar lo justo. O sea, Amazon (entre otros).

Buena integración con los canales sociales

O sea, una tienda online sociable. Y sociable no es poner los iconos de las trescientas redes sociales donde nos hemos dado de alta. Se trata de tener una estrategia definida en redes sociales, aportar contenido de calidad en cada red social, cada una con su lenguaje, su público y su forma de comunicar. Hay que conseguir que esas redes sociales y nuestra estrategia nos denlos frutos que normalmente se buscan en las redes: tráfico, notoriedad y fidelización.

Un cliente potencial llega a tu tienda online (de forma natural desde Google o desde una campaña de banners o de AdWords, por ejemplo) y si le gusta la página y encuentra los artículos que busca, es probable que vuelva en el futuro: antes va a comparar otras tiendas. Que creías ¿que te iba a comprar de primeras? En el criterio de comparación entra la opinión de otros usuarios (casi el 80% de la decisión de compra la influye este tipo de input), y ahí es donde entran las redes sociales.

La interfaz de tu tienda online envía compradores o potenciales a las redes sociales para que te tengan en cuenta más tarde, y a su vez las redes te devuelven tráfico porque te recuerdan, tuvieron una buena experiencia de compra, les “cae bien tu tienda” y/o las tontunas que escribes en Facebook (si se da el caso), etc.

Conclusión

Si vamos a crear una tienda online metámonos estos tres factores en la cabeza desde el principio: buscadores, usuarios y redes sociales. A ser posible desde el principio, desde que se monta la página. Si ya tienes la tienda montada y no tiene el rendimiento que esperabas habrá que revisar estos factores (y otros) pero se puede corregir.

Si no has tenido en cuenta nada de esto es quizá por lo que cada vez vendes menos, o quizá por eso cada vez tienes menos tráfico o ni siquiera has empezado a vender. Plantéatelo.

Y ahora dos pequeñas preguntas para alienarse cuando salgas a correr: ¿crees que vender online es sólo una guerra de precios? ¿Crees que en el futuro venderá sólo el que venda más barato?

Vía: Diez de Diez

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *