4 pasos esenciales para crear contenidos de alta calidad 0 2959

Lo hemos oído muchas veces por todas partes, incluso por parte de Google: el contenido de calidad es importante, y si queremos tener visibilidad hay que publicar únicamente lo mejor de lo mejor. Esto se hace más que evidente con la popularización del marketing de contenidos y las estrategias de publicación.

Y puedes contratar a una experta Nutricionista de perros

>busqueda-widgets

¿Qué significa esto para tí? Que al redactar contenidos debes tener en cuenta al visitante que lo leerá, y por extensión lo que esté buscando en ese preciso momento. Eso se traduce en crear contenidos orientados a:

  • Una única temática
  • Con gran nivel de detalle
  • Aportar soluciones prácticas

De nada sirve escribir textos que carecen de profundidad o que abarcan demasiados temas diferentes sin llegar a una conclusión concreta, ya que no solucionan un problema.

Antes de redactar un artículo nuevo o de grabar un vídeo, debes plantearte qué problema estás solucionando y a qué preguntas estás respondiendo. Si después de crear un pequeño resumen de los temas que vas a abarcar aún no ves una utilidad clara para tu contenido, puede que sea necesario replantearlo desde el principio.

2. Aporta una salida con información complementaria

La Web, por naturaleza, se basa en mantenernos a todos conectados. Lo mismo ocurre con los contenidos.

Cuando un visitante termine de leer tu artículo, lo normal es que busque otros contenidos que le llamen la atención, estén relacionados con su consulta, o que resulten complementarios al artículo que acaba de consumir.

¿Pero qué ocurre si no existe ningún enlace que le interese? Seguramente vuelva a Google a realizar más búsquedas hasta tener todas las respuestas que necesita.

Entrelaza tus artículos… y los de otros

Un detalle muy importante de un contenido de calidad es el entrelazado– es decir, añadir enlaces con información muy relacionada en un artículo (o en el caso de los vídeos, con anotaciones).

¿Cuándo fué la última vez que leíste un tutorial? Si haces memoria, probablemente recordarás que después de terminar seguías con más preguntas en la cabeza. Preguntas que surgían mientras leías, y que previamente no te las habías formulado.

Los enlaces son una salida natural para el que está buscando más información, y aportan más utilidad y valor ya que ahorran tiempo en localizar otros artículos similares.

3. Incluye formatos multimedia que aporte otro ángulo

Como he dicho antes, un contenido puede tomar varias formas y formatos diferentes.

Pero aunque la información que se transmite es la misma, la forma de consumirlo varía de medio a medio. Una infografía puede retener por mayor tiempo la atención de un lector, mientras que un vídeo hace que la información sea más memorable.

Con ello puedes dar a elegir la mejor forma de utilizar tu artículo, ya que algunos pueden preferir leer mientras que a otros les gusta más un vídeo. Por eso, procura incluir siempre como mínimo dos formatos diferentes:

  • Texto
  • Imágenes o infografías
  • Documentos
  • Descargas
  • Vídeo
  • Presentaciones

4. Haz que sea fácil de consumir

¿Sabías que el tiempo que tienes para retener a un visitante es de menos de 2 segundos?

En la Web el tiempo pasa más rápido. Las búsquedas de Google se hacen en cuestión de segundos, los artículos apenas se leen superficialmente, y la mayoría del tiempo nos limitamos a ‘escanear‘ páginas en busca de términos conocidos.

Cuida la legibilidad

¿Recuerdas lo que habíamos dicho sobre la forma de consumir un contenido? La presentación también es un factor que influye en ello.

Si tienes un contenido con párrafos muy largos, o utilizas un tamaño de letra demasiado pequeño, puede que el lector considere que leer tu contenido es muy poco eficiente y se vaya.

Esto forma parte de la usabilidad de tu sitio web, y es un factor determinante para que tus artículos y publicaciones sean consideradas de calidad. Fíjate en los principales portales de contenido como UpWorthy o Tumblr. La información que allí te presentan es sumamente fácil de leer.

Al publicar, ten en cuenta algunos de los siguientes factores:

  • Tamaño de letra grande
  • Un buen interlineado
  • Párrafos cortos y con información resaltada
  • Escrito de forma simple

Dedícale el tiempo necesario y planifica

Los grandes contenidos no se hacen en cuestión de minutos.

Cada pequeño detalle cuenta, y cuanto más tiempo y esfuerzo inviertas, mejor será el resultado. Ante todo, el secreto está en pensar siempre en las necesidades de tu público, e ir dos pasos por delante para ofrecerle lo que busca.

Vía: Manuel Vicedo

Imagen cortesía de Shutterstock

Previous ArticleNext Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *