5 malas ideas y 10 buenos ejemplos en Social Media 209 4511

malas ideas

malas ideas

Nos apetecía crear nuestra propia versión del clásico cinematográfico “tengo una noticia buena y otra mala”, pero enfatizando mucho más los aspectos positivos. Y es que para malas noticias ya están los periódicos.

El tópico afirma que en verano hay menos noticias, como si el mundo (o, al menos, nuestro país) decidiera ralentizarse; este año, entre primas de riesgo, rescates financieros, conflictos sociales aquí y allí  y adelantos electorales parece que vamos a vivir un agosto muy diferente. En cualquier caso, hoy hemos decidido pisar un poco el freno para reflexionar sobre algunos artículos de las últimas semanas que, “tapados” por otras noticias que nos parecieron más interesantes en su momento, no han tenido cabida en este blog. Y queremos  hacerlo señalando algunas malas prácticas pero, sobre todo, destacando grandes ejemplos que a todos pueden servirnos de inspiración.

 

Comenzamos, eso sí, con la crítica. A finales del pasado mes de junio, en un artículo publicado en AdAgePeter Madden nos hablaba de Cinco estrategias de Social Media a evitar”. La primera de ellas se aplica más a famosos, CEOs, políticos, VIPs o Elvis”, en palabras de Peter: “Apaga ese iPhone. No hay mejor excusa para contratar a un experto en relaciones públicas que las explosiones, prácticamente diarias, que todo el mundo, desde atletas profesionales a cómicos llevan a cabo en Twitter”.  Las otras cuatro nos la podemos aplicar el resto de mortales, especialmente cuando, como profesionales de los Social Media, aconsejamos a nuestros clientes. Es una lista de cosas que no deberíamos hacer:

 

  • Autopromocionarnos sin vergüenza“estar online es crear un mundo propio y dominar ese pequeño universo electrónico. Cualquier empresa que cree dificultades en ese mundo será ignorada, como me pasaba a mí en el baile del instituto. Hazte unas preguntas sencillas: ¿Quién es tu audiencia? ¿Cómo puedes conectar con ellos de una manera real?”

 

  • Secuestrar a la mascota: “últimamente he visto a mascotas y otros iconos irse de vacaciones o desaparecer repentinamente, mientras la empresa pedía likes a sus fans y followers para traerla de vuelta”.

 

  • Invitar a jugar: “si vas a crear un juego, será mejor que sea “hot”. Y si no lo es, que sea gracioso. Tienes que entretener a la gente”.

 

  • Plantear “grandes preguntas”: “las buenas preguntas son aquellas que te hacen detenerte y reflexionar y, sobre todo, desear tomar parte en el debate. El elemento más poderoso de los Social Media es el pasar el control a tu (esperemos) creciente audiencia, lanzándoles una pregunta que sea como una bola fácil que puedan golpear”.

 

Sin duda, la lista es discutible. En los mismos comentarios al artículo ya vemos críticas a las “preguntas fáciles”, por ejemplo. Y “secuestrar una mascota” tampoco parece un problema muy habitual. No obstante, el enfoque en la participación, ya sea a través de juegos que creen implicación o de cuestiones que abran debate, el no entender los Social Media como espacio para la autopromoción o el no ser pretenciosos en nuestros mensajes, son consejos que nunca viene mal recordar.

 

Pasemos al lado positivo, el de los ejemplos que nos pueden servir de inspiración, por ser buenas ideas y, especialmente, por haber conseguido grandes resultados. Apenas un par de días después de la publicación de la lista de errores de Peter Madden, Mashable nos aportaba  5 innovative Facebook campaigns to learn fromEl autor del artículo,Todd Wasserman, destacaba estas acciones por ser cinco campañas de Facebook recientes que nos ofrecen instructivos ejemplos sobre cómo se puede emplear la plataforma para amplificar un mensaje o para interactuar con los consumidores de una manera original”. Por supuesto, os recomendamos que veáis los vídeos que ilustran los ejemplos, la mejor forma de descubrir realmente qué nos pueden aportar, pero aquí queremos hacer un pequeño listado de lo más destacado (los “upshots”, como dice Tom) de cada uno de ellos:

 

  • “Infinity”, de Batelco (Bahrein Telecommunications)

“Apostaron fuertemente por un video viral que dio resultado, en parte porque el video implica mucho pero también porque proporcionaba maneras en las cuales la gente podía aportar algo a la experiencia, gracias a Facebook”.

 

  • “Fashiontag”, de Flair Magazine (revista belga)

“Flair creó una aplicación realmente útil, una que está en línea con la misión de la marca. Como consecuencia, no solo consiguieron repercusión, sino que también encontraron una nueva forma de interacción y de creación de contenido por parte de los lectores”.

 

  • Comida Kraft, de Kraft Foods

“Kraft, trabajando con la agencia de marketing digital 360i, incorporó nuevas actividades para implicar a sus fans en Facebook. Al añadir un chef famoso y un acceso exclusivo, dieron a los consumidores una razón para convertirse en fans”.

 

  • “The Squeezing Smiles Machine”, de Prigat (empresa israelí de zumos)

“Crear puentes entre el mundo real y el mundo online puede generar ideas interesantes. Pedirle a los fans que sonrieran también aseguraba que la campaña iba a ser divertida”.

 

  • Cuarta temporada de “Mad Men” (Holanda)

“La promoción es sincera con el concepto de producto que promociona, pero implica a los consumidores de una manera en la que solo Facebook puede hacerlo”.

 

Hasta ahora, tenemos empate en el marcador: 5 buenas campañas y 5 malas estrategias. Vamos con la goleada final a favor de los buenos, protagonizada por Lauren Fisher ensimply zesty, bajo el título: “Social commerce by brands: 5 great examples”. Lauren nos deja las cosas bien claras antes de saltar al campo: “Además de poner un carrito de la compra en tu página de Facebook, hay muchas maneras en las que puedes emplear las tecnologías sociales para mejorar el proceso de compra tanto offline como online,convirtiéndolo en una experiencia más social”.

 

¿Sus ejemplos? Sólo os los mencionamos: el “Luxury Coffee” de Starbucks, la campaña social alrededor de la película “Life in a Day”, la creación del nuevo site de Uniqlola popup store de Chanel y la campaña que ofrecía “espacio extra” de Dropbox.

Vía: The Community Manager

Previous ArticleNext Article

209 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *