Cómo fijar metas y objetivos para tus Redes Sociales 0 654

calendario redes sociales

Cómo ponerse en forma y aprender un nuevo idioma, la posibilidad de mejorar la presencia en redes sociales aumenta enormemente al tener objetivos.

Los objetivos en redes sociales pueden ayudar a determinar la voz, contenido y los canales que puedes usar. Estas también pueden ayudarte a determinar el tiempo, dinero y esfuerzo que ocupas en estos canales.

Sin metas, no sabrás si tus esfuerzos están valiendo la pena. También, tendrás menos incentivos para mejorar. Y no tendrás nada que enseñarle a tu jefe cuando él o ella te pregunte cuál es tu ROI en redes sociales (Retorno Sobre la Inversión).

Las objetivos en redes sociales deben contribuir a las metas general de la empresa, esto es clave para asegurar el compromiso ejecutivo y el presupuesto para tu estrategia. Escoger los objetivos correctas para las redes sociales puede significar la diferencia entre perder el tiempo o hacer un impacto real en tu negocio.

Cómo establecer los objetivos correctos de redes sociales: Una guía paso a paso

1. Determinar tu objetivo

Hay una diferencia entre las metas en redes sociales y los objetivos en redes sociales.

Un objetivo, que viene antes que una meta, representa en que las redes sociales ayudarán a tu organización a lograr. Esto puede ser conversaciones de negocios, percepción de marca, experiencia del cliente, manejo de reputación en línea, etc.

Una vez que un objetivo ha sido establecido, tus metas de redes sociales representan cómo y cuándo lo lograras. Las metas siempre son específicas.

2. Usa el esquema de meta S.M.A.R.T.

Cuando se trata de determinar metas de redes sociales, nosotros recomendamos usar el esquema de meta S.M.A.R.T.; Metas que sean Específicas, Medibles, Alcanzables, Relevantes, y Puntuales. Vamos a ver a cada una de las cinco cualidades y cómo se apoyan uno en el otro.

  • Específicas

Incrementar tu investigación de redes sociales, por ejemplo, es una gran meta. Pero, ¿Qué exactamente significa? ¿Quieres 50 seguidores, 500, o 5000? Y, ¿En que red social? Si tu objetivo es muy vago, nunca sabrás hacia donde estás trabajando. Al tener metas que sean claras, específicas y no abiertas a la interpretación, tu ahorraras en tiempo y esfuerzo, y te acercaras a tu destino final.

  • Medibles

Si no puedes medir lo que esperas alcanzar, tu meta no es lo suficientemente específica y seguramente no está contribuyendo para tu negocio. Des ser capaz de concretamente identificar tu progreso y ver si tus esfuerzos están funcionando o no.

Tal vez quieres usar tus redes sociales como un canal para ofrecer servicio al cliente. ¿Cómo sabrás que tan bien está trabajando? ¿Con un incremento en tuits? ¿Un decremento en preguntas y correo electrónicas durante unos cuantos meses? Cuando se trata de éxito, los números importan. No es suficiente con saber que fuiste exitoso, conoce por qué lo fuiste.

  • Alcanzables

¿Han contribuido tus cuentas de redes sociales a esta particular métrica en el pasado? Usa esa información para establecer metas que estén dentro de tu investigación. Si has sido capaz de alcanzar una meta anteriormente en, digamos, Facebook, sabrás como se puede hacer.

Al usar metas previamente alcanzadas, serás capaz de poner tu mejor pie en social y estar cómodo, en lugar de mirarte incómodo mientras luchas para alcanzar un blanco mal elegido.

Nunca le hemos pedido a alguien algo que esté fuera de su alcance. Después de todo, ahí es donde suceden las grandes historias de la vida. Pero a falta de ganar la lotería de convertirte en una sensación viral, aspirar a 300 retuits por semana cuando tienes solo 500 seguidores en Twitter simplemente no pasara ni en las mejores circunstancias. Mantén tus metas desafiantes, pero realistas.

  • Relevantes

¿Quieres usar las redes sociales para construir una lista de mensajería? Entonces, los canales sociales son una excelente forma de acumular prospectos calificados, Pero si esta es tu meta, tiene mayor sentido si te enfocas en usar tus redes sociales para llevar el tráfico hacia tu página web en lugar de, digamos, mantenerte en la cima de las menciones de Instagram. Asegúrate de que tu meta sea relevante para el éxito de tu negocio.

  • Puntuales

Comprométete a un plazo de tiempo para alcanzar tus metas. Al darte a ti mismo una fecha límite, serás menos propenso a perder el tiempo. Te hará responsable.

Ejemplo de meta S.M.A.R.T.:

Entonces, si una de tus metas de negocio es incrementar tus ventas de productos, y estas usando Instagram para mostrar tus productos, entonces una simple meta de redes sociales S.M.A.R.T. se vería de esta manera:

“Vamos a incrementar nuestros seguidores en Instagram por 50 seguidores cada semana.”

Esto es muy específico, medible, alcanzable, relevante y puntual. Recuerda, las metas S.M.A.R.T. son verdaderamente “inteligentes” si estas exhiben todas las cinco características. Si, por ejemplo, te falta el factor del tiempo entonces es imposible determinar qué tan exitosa realmente fue una campaña o estrategia social.

3. Conduce una auditoría de redes sociales

Establecer las metas y objetivos de redes sociales es el primer paso hacia la creación de un plan de marketing de redes sociales exitoso. Lo siguiente que viene es una auditoria de tus existentes canales sociales. Esto te ayudará a establecer la base de tus objetivos, y luego fijar metas apropiadas para el mejoramiento

Después de que la auditoría éste complete, deberías revisar tus metas S.M.A.R.T. basadas en tu previo desempeño. Tal vez lo que pensabas que era alcanzable, es más difícil de lo que creías. O tal vez muy sencillo.

4. Elige las métricas correctas para medir tu éxito

Las métricas representan como vas a determinar si estás alcanzando tu metas y objetivos en redes sociales.

Las métricas como “Me Gusta,” comentarios, compartidos y seguidores son usualmente referidos como métricas de “vanidad”, pero es importante no desecharlas por completo. Ellas nos ayudan a medir la forma en que te encuentras en comparación a tus competidores, y determinar qué tipo de contenido resuena con tu audiencia. Solo se convierten en métricas de vanidad cuando no tienen relación con tus objetivos empresariales.

El truco es rastrear las métricas que claramente demuestren cómo tus redes sociales están contribuyendo a tus resultados de negocios. Estas incluyen:

  • Alcance
  • Interacción con la Audiencia
  • Tráfico en tu Sitio Web
  • Generación de Prospectos
  • Subscripciones y conversiones
  • Ingresos generados

Cuando estés decidiendo que métricas usar, pregúntate a ti mismo:

  • ¿Está alineada a mis objetivos?
  • ¿Me ayuda a tomar decisiones?
  • ¿Tengo la capacidad de medirla efectivamente?

Y trata de ir más allá de las métricas de vanidad y ver más a fondo en los datos. Por ejemplo, cuando le des seguimiento al tráfico de los canales sociales, examina no solo el volumen, pero también las tasas de conversiones.

En contraste, otros canales sociales generan un mayor tráfico, pero la mayoría de sus visitantes se van poco después de llegar.

Es muy posible que estés gastando más esfuerzo en la plataforma donde tu audiencia meta esta menor dispuesta a interactuar. Si la interacción es clave, y en la mayoría de los planes de redes sociales lo es, debería cambiar de táctica. Es mejor usar menos canales de buena manera que tratar de mantener presencia en cada una de las redes sociales.

Después de determinar tu objetivo, establecer tus metas en redes sociales para apoyarlo, y seguir su rendimiento, estas en buen camino para probar (y mejorar) tu ROI social.

Vía: Hootsuite

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *