cliente Redes Sociales

Seguro que ha escuchado en más de una ocasión que las redes sociales se han convertido en los mejores aliados de los marketeros a la hora de generar engagement con los nuevos consumidores.

Una afirmación totalmente plausible pero sobre la que hay que efectuar un pequeño matiz: no todo el engagement que se genera es igual. Y es que hemos conseguido avanzar más allá de las impresiones para tener en cuenta un mayor número de indicadores.

Pero si es de los que piensa que los likes y los comentarios es todo lo que necesita para completar sus objetivos en lo que retorno de la inversión se refiere, está muy equivocado. Hay todo un mundo más allá de estos básicos.

Por eso queremos poner el foco en tres elementos recogidos por Adweek. Un triunvirato que se erige como imprescindible si de lo que se trata es de establecer férreas relaciones entre marcas y consumidores utilizando las redes sociales. No pierda detalle.

1. El engagement debe considerarse a largo plazo

Muchos marketeros creen que los puntos de contacto con los clientes como las redes sociales ofrecen un retorno inmediato. Esto no es ninguna mentira pero tenemos que avanzar sobre este planteamiento.

Las redes sociales ofrecen una oportunidad única de educación e inspiración a la audiencia. En un mundo en el que él ahora es lo único que cuenta, muchos consumidores se ven obligados a experiencias comerciales que realmente no desean. Y esto tan sólo enturbia su imagen de la marca.

Cursos de Community Manager gratis

Tiene que ver cada punto de contacto como un peldaño de la gran escalera que es la experiencia de compra. De esta forma encontrará el lugar que le corresponde y con el que el consumidor le asociará a factores positivos.

2. Debe sobresalir entre todo el ruido

El ruido es la norma en las redes sociales. Unas plataformas en la que la cantidad de contenido que se genera es abrumadora y constante. Esto nos lleva a un escenario en el que aquellas marcas que únicamente estén gritando sus mensajes no conseguirán nada.

Tiene que utilizar cada una de sus acciones y piezas como un tesoro individual para atraer a los consumidores. Las historias y el formato vídeo son sus dos grandes aliados para cumplir no sólo con este punto sino también con el primero.

3. La importancia de la personalización

La fotografía descrita en los dos puntos anteriores nos lleva, inevitablemente a una conclusión que seguro ya había pensado: todo tiene que ser personalizado. Las marcas tienen que hacer ver que escuchan y tienen en cuenta.

Deben pensar en la forma de crear momentos significativos y personales para que sus contenidos despierten un interés real y sean compartidos.

Vía: Marketing Directo

Dejar respuesta