trucos twitter

 

 

Cuando tenemos en marcha una estrategia de email marketing es muy necesario que revisemos constantemente la evolución de la misma, ¡para evitar sorpresas!

Tenemos que tener en cuenta múltiples factores o métricas:

  • Cuantos suscriptores vamos consiguiendo
  • Y cuantos se van dando de baja
  • La tasa de apertura de nuestros mailings
  • Así como la tasa de clicks
  • Y conversiones
  • Las quejas por SPAM
  • Etc

Son muchas cosas que revisar y tener en cuenta.

Pero hoy me gustaría centrarme en la tasa de apertura, que al fin y al cabo es de los valores más evidentes de nuestras campañas de email.

Y es que, cualquier bajada en las tasas de apertura suele preocuparnos mucho.

¿Qué hacemos en ese caso?

¡Ir paso a paso!

  • 1) Analizar el histórico de aperturas de nuestras campañas

 

Es normal que, de vez en cuando, algunos mailings tengan peores tasas de apertura, por diversos motivos.

Puede ser algo tan sencillo como que el tema resulte menos interesante a tu audiencia. Y como resultado, las aperturas se reduzcan.

En esos casos no pasa nada.

Por eso lo que debemos hacer es:

  • Analizar la tendencia, es decir, ¿están las aperturas en descenso? ¿o solo son datos puntuales?
  • Si tenemos datos históricos, analizar los años anteriores, y ver si en las mismas fechas también hubo descensos, que puedan deberse a la estacionalidad, por ejemplo.

En este primer punto lo que hacemos más que nada es asegurarnos que la tendencia que tenemos no se debe a la estacionalidad (que de un año para otro es muy fácil que nos olvidemos).

 

  • 2) Estudiar si hemos introducido cambios

 

Aunque pensemos que no, a veces vamos introduciendo ligeros cambios, que pensamos que no tienen importancia, pero sí la tienen.

Por ejemplo:

  • Pequeños cambios en los horarios de publicación, porque nos van mejor
  • Cambios en la frecuencia de publicación
  • O cambios en las temáticas

Puede que nosotros veamos estos pequeños cambios como mejoras, o cosas sin importancia.

Pero quizá nuestra audiencia no lo vea con los mismos ojos.

Imagina un cambio en las temáticas, es posible que pienses que realmente el cambio aporta más utilidad.

Y sin embargo los nuevos temas no le gusten a tu audiencia.

Tenemos que tener en consideración estos cambios.

 

  • 3) ¿Hemos tenido más quejas de SPAM?

 

Esto tampoco lo tenemos que olvidar.

Si nuestro proceso de registro es doble opt-in y no hacemos cosas “raras” lo normal es que no tengamos quejas de SPAM.

Y así fácilmente nos olvidaremos de revisar este punto.

Pero no.

Ten en cuenta que habrá suscriptores que, en lugar de darse de baja, marquen las newsletters como SPAM para dejar de recibirlas.

Aunque tu proceso de baja sea facilísimo y sencillo, da igual.

También es posible que algún envío reciba más quejas de SPAM, simplemente porque tu comunidad no este de acuerdo.

Por ejemplo imagina que en un email haces publicidad de un producto de un tercero, quizá a tus suscriptores no les guste recibir publicidad y lo marquen como SPAM.

 

  • 4) ¿Arrastramos muchos suscriptores desinteresados?

 

Al igual que podemos acumular quejas de SPAM, podemos también acumular suscriptores que hayan perdido el interés.

Muchos suscriptores simplemente pierden el interés, y no se dan de baja.

Cursos de Community Manager gratis

Cuando reciben los emails, nuestras newsletters, las borran sin más.

Eso reduce la tasa de apertura.

Es normal, es muy difícil que un suscriptor mantenga el interés durante meses, años, por muy bien que lo hagamos y por buenos que sean nuestros contenidos.

¿Qué podemos hacer en estos casos?

Hay varias cosas que podemos, y en general debemos, hacer:

  • 1) Utilizar nuestra herramienta de email marketing para detectar y separar los suscriptores inactivos o sin interés. Ya sabes los que no abren, no hacen click, etc. Esto debemos hacerlo cada cierto tiempo, y con rangos de tiempo razonables (por ejemplo suscriptores que no han abierto en 2 meses), para evitar suscriptores que puedan estar de vacaciones, etc.
  • 2) Enviarles un mailing preguntándoles si ya no están interesados, el motivo por el cual han perdido el interés (podemos aprender si responden), y la opción para que se den de baja.
  • 3) Crear una campaña de reactivación, intentando enviarles algo diferente para ver si reaccionan y se animan.

Intentar volver a interesar a suscriptores que han perdido el interés, no es fácil.

Si publicas contenidos en un blog, enviar un mailing con una recopilación de los mismos, por ejemplo:

  • Resumen de posts de Julio

Quizá les interese y les anime a abrir

Otra opción es que vuelvan a comprar, en el proceso de recompra se suele reanimar el interés por recibir newsletters sobre el producto.

 

  • 5) Revisión de temas técnicos

 

Este punto, aunque este hacia el final, es también muy importante.

Hay algunos aspectos técnicos como:

  • Configuración de SPF, DKIM y dominio personalizado
  • Revisar si el dominio está en listas negras
  • Etc.

En este punto el equipo técnico de nuestra herramienta de email marketing nos podrá ayudar, y revisar estos aspectos, de forma que podamos saber si el problema venía de ahí, o no.

Si no es así deberemos revisar bien los puntos anteriores para detectar las posibles causas.

¡Y también el último punto claro!

 

  • 6) La estrategia de captación de suscriptores

 

¡Casi se me olvida este punto!

Jajaja, no, no se me olvida, porque es muy importante.

Tenemos que tener en cuenta que nuestra estrategia de captación de suscriptores influye directamente en los ratios de apertura, como no puede ser de otra forma.

Si captamos suscriptores realmente interesados en nuestro servicio o producto, o nuestros contenidos, las tasas de apertura serán buenas.

Sin embargo si los suscriptores solo están interesados en el lead magnet que ofrecemos, o en el descuento puntual, o algo similar.

Es posible que posteriormente no estén interesados.

Por eso si hemos introducido cambios en nuestras estrategias de captación, tenemos que tenerlo en cuenta también para relacionarlo con las tasas de apertura que tenemos.

 

  • ¡Es muy importante revisar la tasa de apertura!

 

Que revisemos las tasas de apertura de forma asidua, para no llevarnos sorpresas.

Y sobre todo que podamos relacionarlo con los cambios que vayamos incluyendo en la campaña, para comprender si funcionan o no.

Es importante además porque si la tasa de apertura baja mucho y no hacemos nada para remediarlo, nuestra engagement también baja, y por lo tanto, es posible que los futuros mailings no se entreguen bien.

Dejando cada vez más emails en correo no deseado.

Con lo que nuestra tasa de apertura empeora.

Y al final es un circulo que se retroalimenta.

¡No lo dejes pasar!

Artículo de: Jose Argudo para SocialBlaBla.com

Dejar respuesta